Cómo elegir un taladro

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tener un taladro en casa es básico y fundamental para llevar a cabo perforaciones y agujeros en diferentes tipos de materiales de una forma rápida y sencilla. En el mercado, es posible encontrar muchísimos modelos de taladros distintos y es normal que en muchas ocasiones no sepamos cuál es el más adecuado para nosotros o el que necesitamos para satisfacer nuestras necesidades. Siempre es importante tener en cuenta el uso que vamos a darle a la herramienta, la frecuencia con la que vamos a utilizarlo y los materiales sobre los que vamos a trabajar antes de decantarnos por un modelo u otro.

¿Taladro con cable o inalámbrico?

En función de las tareas que vayamos a realizar y la frecuencia de uso, deberemos elegir un taladro de cable o un taladro inalámbrico. Presta atención a las características de cada uno de ellos y a los consejos que te mostramos en las siguientes líneas.

Taladro con cable

  • Dispone de una mayor potencia y velocidad.
  • Son excelentes para realizar trabajos duros, como la perforación de ladrillos, cemento, granito, etc.
  • Diseñado para ser utilizado de forma intensiva y continuada.
  • Es más pesado y más difícil de manejar y dominar.
  • El movimiento se ve limitado por la extensión del cable.

Taladro inalámbrico

  • Dispone de una potencia menor.
  • Su autonomía depende de la duración de la batería.
  • Los modelos más nuevos son bastante avanzados y su rendimiento puede llegar a ser bastante parecido al de los taladros eléctricos.

Potencia del taladro

La potencia es otro de los factores claves que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un taladro:

  • Taladros con cable: en este caso, la mayoría de modelos ofrecen una potencia que oscila entre los 500 y los 1300W. Cuanto mayor sea la potencia, con más facilidad podremos realizar las perforaciones. No obstante, no es necesario elegir una potencia excesivamente alta, ya que lo más importante es que luego sepamos controlar y manejar bien la máquina.
  • Taladros inalámbricos: por el contrario, en estos, debemos prestar atención al voltaje y a la fuerza de la batería. El voltaje oscila entre los 10,8 y 18V y la fuerza entre 1,5 a 3 amperios/hora. De la misma forma, cuanto más voltaje y fuerza de batería tenga un taladro, más tiempo y a una mayor potencia podrás utilizarlo y trabajar con él.

Tamaño y peso del taladro

El tamaño y peso puede variar muchísimo de un taladro a otro, y es que es posible encontrar taladros con percutor que tengan un peso mayor a 5 kg, lo que hará que su maneje y uso sea mucho más complejo.

Por ello, si vamos a utilizar el taladro en espacios de tamaño reducido, lo mejor es optar por un modelo más pequeño que sea más cómodo y podamos sujetarlo con facilidad mientras realizamos los trabajos.

Leave a Comment