Elegir un foco led de exterior

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
¿Cómo elegir un foco led de exterior?

Te explicamos las características que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir un foco LED de exterior, y las ventajas de los focos LED con sensor de movimiento y crepuscular.

Focos LED como solución para la iluminación exterior

Los focos LED para exteriores son la opción ideal para la iluminación de grandes espacios, tanto exteriores como interiores, como: talleres, naves, garajes y zonas de gran altura, ya que permiten una iluminación intensa y práctica.

También se utilizan para decoración en tiendas, centros comerciales, restaurantes, jardines, etc.

Hay que recordar que la iluminación LED destaca por su gran eficiencia energética, por lo que son una buena opción para notar un gran ahorro en la factura de la luz, además, son respetuosos con el medio ambiente ya que no son contaminantes.

Para elegir el modelo de foco led para exterior adecuado, lo primero a tener en cuenta es la superficie a iluminar, a continuación, conocer sus características:

1. Protección IP

Informa sobre el grado de protección con el que cuenta el foco en lo que se refiere a polvo o líquidos. La primera de las cifras correspondería a los sólidos y la segunda a los líquidos. El número 0 correspondería a “sin protección” y el número 6 a protección total en cuanto a sólidos. En lo que respecta a los líquidos, la protección puede llegar hasta el número 8. Para un foco exterior, el IP65 es el recomendado.

tabla de códigos IP

2. Potencia

Los focos de exterior tienen potencias que van desde 10w hasta más de 200w. Un pequeño proyector de 10w es útil para iluminar una entrada corta para ver dónde se pisa. Pero para una gran superficie, como un césped o una terraza es recomendable ir con modelos a partir de 20w. Hay que tener en cuenta que un proyector LED para exteriores de 30 vatios ofrece el equivalente a una bombilla de 200 vatios,  más que suficiente para iluminar una terraza de 25m², por ejemplo.

3. Tono de iluminación

Con la tecnología led se tiene la posibilidad de adaptar la iluminación a tus necesidades. Por lo tanto, se puede optar por un blanco cálido para una luz menos agresiva para los ojos, o un blanco frío que ofrece una luz parecida a la luz del día:

– El blanco cálido está entre 2700 Kelvins y 4000 Kelvins.

– El blanco neutro está entre 4500 y 5500 Kelvins.

– El blanco frío por encima de 5500 Kelvin.

Adicionalmente, en el caso de estar buscando un foco con encendido automático, está la opción de un proyector con movimiento, como son los modelos con sensor de movimiento y crepuscular de marca Matel.

Leave a Comment